lunes, 5 de diciembre de 2011

De thrillers y tangos machos

Ay, ay, ay.
 Tengo que promocionar un poquito el programa de EL MEGÁFONO del jueves pasado, así que, si me permitís, aquí tenéis: entrevista con la actriz argentina Marcela Paoli, que encarnó a Roxie Hart en el musical de Chicago de Madrid, y que tuve el gusto de ir a ver.
 Aquí lo tenéis:
El Megáfono 2x04: Sobre thrillers y tangos machos.


miércoles, 19 de octubre de 2011

Calla, que es sólo una rabieta

"Historias normales para gente rara" eso es lo que dijo Sebastián, compañero del curso de radioperformance, cuando tuvo que presentar nuestro programa. Para quien aquellos que no lo saben, es un programa de radio relatos, donde nos dedicamos a contar historias Eduardo Yuguero, Caty Verdes, Natalia Pérez y yo en Ágora Sol Radio.

Quizás eso de gente rara nos quede al dedo- al dedillo-. Quizás. Pero nos llamamos "Historias normales, gente especial" lo de especial no tiene doble sentido aunque a veces parezcamos tontos en vez de especiales, pero es lo que tiene 1.no ser actor, 2.no tener experiencia, y 3ser tontos de verdad.

Pero si de algo pecamos, además de esas tres anteriores (in)aptitudes, es que nos encanta mostrar el resultado sea cual sea su calidad porque estamos orgullosos de haber trabajado. Porque otra cosa no, pero se nos va la vida en ello.

Ahí va:
Capítulo 11 "Calla, que es sólo una rabieta"




Textos:
1. Promesas -Eduardo Yuguero
2. Extracto de 101 Pulgas- Pep Bruno
3. Ella soy yo- Laura Martínez
4. Downtown- Laura Martínez
5. Me lloran los enanos- Laura Martínez
6. La sinombre- Laura Martínez.
7. Hecatombismo- Eduardo Yuguero.


Música:
1. Siesta en la frontera- Quique González.
2. Playground love- Air
3. Downtown- Petula Clark
4. Lost fur- Karen o and the kids.
5. The dream of Jacob- Panderecki.

Además, hemos creado una playlist de este capítulo en Grooveshark, para quien quiera escuchar:

jueves, 13 de octubre de 2011

'No me gustan las bibliotecas' y 'Ayer compré Viscerales'

No me gustan las bibliotecas. Las odio. Odio el murmullo que se crea con su silencio, odio los empleados que están detrás del mostrador, tan simpáticos como nunca, que te llaman amenazándote de muerte porque llevas sin entregar un libro desde enero, y que te sonríen cuando lo devuelves y te dicen: "tranquila, un fallo lo tiene cualquiera, tu sanción será sólo hasta febrero. Que tengas un buen día, reina". Odio tener que buscar libros entre las estanterías y odio muchísimo más tener que hacerlo por los ordenadores.  No soporto cómo huelen, ni el aire que se respira en ellas, y me pone nerviosa, cada vez que entro, las miradas fulminantes y aniquiladoras que caen sobre mí porque mis botas hacen un extraño ruido chirriante al andar.

Ayer mi madre vino de visita exprés a Madrid y al enseñarle el nuevo libro que me compré, me preguntó por qué no usaba más la biblioteca, que es dinero que me ahorraba y que bla bla bla. Pero yo odio las bibliotecas, eso ya lo sabéis. Además, yo suelo comprar libros cuando estoy de mal humor- supongo que a muchos os pasará eso. Cuando me levanto con mala leche, o con ganas de tirar al mundo por un barranco y que me acusen por crímenes contra la humanidad, me voy a cualquier librería (a poder ser nunca el de El Corte Inglés) y empiezo a buscar el libro culminante de la semana, el que me comprenda y comparta mi rabieta, o el que me consuele y me de razones para no ser tan niñata.


Y como ayer necesitaba un desahogo, de los grandes, de los de "mi vida se me escapa de entre las manos" "nada tiene sentido" "necesito un motivoYA", acabé comprándome "Viscerales", un libro donde muchísimos autores vomitan sobre papel sus inquietudes, sus vísceras.

Es curioso: no lo andaba buscando, aunque sí lo conocía ya. Lo conocía porque La Niña de las Naranjas - Adri para los amigos, supongo-, es parte de los cuarenta desahogos que hay en el libro, y ya nos ha hablado de él en su blog.
Lo encontré por casualidad, entre un montón de libros de relatos cortos. Allí estaba, diciendo: "léeme" o, bueno, "cómprame". Y como de desahogos se trataba, y necesitaba comprensión de algún tipo, me lo llevé a casa.
Además, y para mi sorpresa, Déborah Vukusic y Roxana Popelka también son algunas de las participantes.

Así que hoy me voy a dedicar desentrañar cosas. Primero el libro que me compré, y luego veré qué puedo hacer con mi vida.


martes, 11 de octubre de 2011

15 de Octubre



Sábado 15 de octubre, programación especial  en Ágora Sol Radio. Escucha alguna de sus promos:




miércoles, 7 de septiembre de 2011

Los Nadies


Los nadies
-Eduardo Galeano: El libro de los abrazos-



Sueñan las pulgas con comprarse un perro 
y sueñan los nadies con salir de pobres,
que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, 
que llueva a cántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, 
ni hoy, ni mañana, ni nunca, 
ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, 
por mucho que los nadies la llamen

y aunque les pique la mano izquierda, 
o se levanten con el pie derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados,
corriendo la liebre, muriendo la vida,
jodidos, rejodidos.

Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la
crónica roja de la prensa local.

Los nadies, 
que cuestan menos que la bala que los mata.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Berlín 2011

















Bicicletas, lluvia, historia y por supuesto, spätzle y cerveza. Quiero vivir en Berlín.

sábado, 27 de agosto de 2011

"Historias normales- Gente especial"

El jueves pasado me invitaron a la radio Ágora Sol a hacer un programa de historias y relatos llamado "Historias normales- gente normal" Un programa donde participan las voces de Natalia, Caty y Edu.
Los textos son:
1. Revuelta y exhausta - Laura Martínez
2. El caso de las Mantis Asesinas - Eduardo Yuguero
3. Una de encadenados - Laura Martínez
4. Encuentros. - Eduardo Yuguero
5. Cómo ser un buen escritor - Charles Bukoswki
Espero que lo disfrutéis.


Ir a descargar

domingo, 15 de mayo de 2011

Algo tiene esta casa.....

La primera Radio-performance de Sarbalap que tuvo lugar en la librería de Fuentetaja.
Con la ayuda de Carlos Hurtado, Edu y yo pudimos hacerlo.
Espero que os guste


miércoles, 4 de mayo de 2011

Sarbalap

Nuevo programa en Radio Imágono: Sarbalap. En este capítulo piloto Laura Martinez y Eduardo Yuguero se presentan, y para ello presentan 5 textos originales y creativos en este Sarbalap.
Hablan del amor, del deseo, de la soledad y del sexo. De tus pensamientos y de los nuestros.
Además por orden de aparición:
- Diggin' on James Brown - Tower of Power
- Corpus Cristie Carol - Jeff Beck (versión)
- The boy from ipanema - Diana Krall
- Mornin Passages - Philip Glass
- Minor Swing - Django Reinhardt

Disfrútenlo.

martes, 8 de marzo de 2011

¿Chicas al poder?

-¡Chicas al poder!- gritan jóvenes guapas, arregladas y seguras de sí mismas.- No necesitamos a los hombres.
Dicen estar seguras de ellas, dicen no necesitar nada de los hombres, gritan que son fabulosas y divinas, sonríen, menean el pelo.

¡Chicas al poder! Y demás chorradas. Demás chorradas, porque son frases vacuas y estúpidas. ¿De verdad, mujeres de este planeta, de verdad?
No somos las primeras que compramos revistas en las que ponen cómo poder parecerle al hombre más atractivas haciéndonos mechas, pintándonos las uñas, comprando sombra de ojos (pero del caro, que si no, no estaremos igual de guapas), depilándonos, -antes con cera, ahora con láser, ¿mañana?-
No somos las primeras que compramos revistas en las que ponen cómo poder salvar la relación si él te es infiel, que nos indican cómo complacerle en la cama (¡Veinte cosas que vuelven locos a los hombres en el sexo!), claves para entender al hombre, cómo poder evitar que se enamoren de otras, cómo cambiar de look, o incluso de personalidad, para que no se aburran de nosotras…
No somos las que nos arreglamos para ellos, no somos las que queremos estar a la moda, no somos las que queremos tener un spray fotoshop en el armario del baño.
No.
¡Chicas al poder! Y farsa como filosofía. Nos sentimos culpables por no poder ser la madre-ama-de-casa-mujer-trabajadora-esposa perfecta. “No estáis discriminadas, sino incriminadas” dijo Javier Gallego, y qué cierto es. Somos nosotras mismas quienes nos metemos en el círculo de sociedad-moda-perfección.

Pero es cierto que no podemos obviar datos VERDADEROS como el que las mujeres necesitan años de 485 días para poder equiparar sus retribuciones laborales con los anuales de los hombres (24 mil euros anuales ganan los hombres. 18 mil euros anuales ganan las mujeres), o que de 10 personas que tienen cargos directivos sólo 1 es mujer, etc. Por eso, quien diga que la mujer, ahora, convive con las mismas condiciones que el hombre, miente. Es cierto que hemos salido de casa, que podemos votar, que los derechos expuestos en la constitución son iguales para mujeres y hombres, que podemos ser madres solteras sin que nos miren mal, (aunque esto último es cuestionable), etc.
Pero ¿de verdad pensáis que nuestras condiciones son iguales?:

Hay que ir al instituto, pero David llega tarde. El padre decide llevarlo en coche para llegar antes, pero no llegan, porque durante el trayecto tienen un accidente de coche.
El padre muere en el acto. El hijo puede salvarse, pero necesita una intervención quirúrgica. Cuando llega el cirujano y ve a la víctima, se echa a llorar y dice que no puede hacerle la operación porque David es su hijo.

Cuando hemos dicho “cirujano”, seguramente que lo primero que se os ha venido a la cabeza ha sido un hombre con bata blanca y redecilla verde mientras se ponía unos guantes de látex. No estamos relegadas al mismo plano que ellos, y gran culpa la tenemos nosotras por dejarnos llevar por los “útiles” consejos de las revistas, de los programas de televisión; por criticar a otras mujeres comportamientos que creemos normales en los hombres, etc.
Así que sí: nos voy a echar la culpa, mujeres, si me lo permitís. Si de verdad queremos un cambio, ¿Por qué no cambiamos primero nuestra manera de pensar? ¿Por qué no tratamos de exterminar esos micromachismos que arrastramos por el lastre educativo? Quiero decir, todavía hay padres sobreprotectores con las hijas que creen que no pueden llegar tarde a casa, que no pueden defenderse solas por la calle porque no son hombres. Todavía hay madres que mandan quitar la mesa a sus hijas, mientras los varones están discutiendo sobre fútbol.
Todavía existen comentarios por nuestra parte del tipo “esta es una puta” porque quizás ha tenido sexo sin compromiso, mientras que al hombre se le consiente ser un casanova y un seductor.
Cambiemos nosotras primero, concienciémonos nosotras primero, y luego, intentemos cambiar el mundo.
Aunque eso sí, hombres del planeta, no nos dejéis todo el peso encima. Ayudad un poco con este asunto, hasta que no tengamos que tener un día Internacional de la Mujer para recordar y otorgar datos de desigualdad entre hombres y mujeres.

domingo, 27 de febrero de 2011

INTERVENCIÓN


Mi vida en piso compartido tiene sus más y sus menos. Los menos sólo se basan en cosas banales como pedir permiso y compaginar horarios para echar un polvo; el resto son todo puntos a favor, o por lo menos en mi caso.
Las fiestas cuentan, pero no nos basamos sólo en eso. Los momentos "series" y "películas", las horas ensayando coreografías para todas las canciones, los musicales que nos inventamos con nuestras historias, los días en los que nos da por cocinar juntos en la mini cocina, los cotilleos por las ventanas de las habitaciones, las intervenciones...
Sí, intervenciones, con cartel incluido.
Hoy me ha tocado a mí.
Nada más llegar a casa, mis tres compañeros de piso me estaban esperando en el salón colocados en fila horizontal y de pie, con una pancarta en la que ponía: "INTERVENCIÓN"
Lo que me querían decir lo han escrito en rima, y así me lo ha recitado Ezequiel:

"Con la radio te has topado
y a ti te ha encantado.
Elena y yo el primer programa escuchamos
y tus bromas malas comentamos.
Pero querida Laura, estás obsesionada
y no podemos quedarnos sin hacer nada.
Se te ha ido la cabeza,
y eso que la radio casi no empieza.
Si por cada broma mala un chupito tenemos que tomar,
un chungo a nuestro hígado le va a dar.
El estrés te va a matar
y nosotros te vamos a tener que aguantar.
Queremos que vuelva la Laura que se tira a gente en el baño,
espero que esto último no te haya hecho daño."

sábado, 26 de febrero de 2011

¿Amor anómalo?


El otro día oí hablar sobre amor anómalo o amor Queer a una tal Coral Herrera
Esta forma de amor se basa en no poner rótulos ni etiquetas al sexo- y sexualidad-: ha sido la sociedad la que nos ha enseñado el camino, la orientación de nuestro amor, implantando sus normas desde el principio de nuestra educación. No somos heterosexuales, homosexuales, bisexuales, reposabrazosdelsofasexuales o alcachofadeladuchasexuales. No, no somos nada de eso. Sólo somos sexuales, y algunos ni eso.
Además, en el amor Anómalo no existen celos, propiedades ni estructuras. No hay cadenas ni ataduras. Tratas a tu amado como un colega, siéndole leal en todo momento, aunque esta lealtad no tiene porque darse en el sexo. Leal y fiel a su persona, no a su pene/vagina.
Las fronteras económicas tampoco suponen problemas para este amor, ni se necesita papeles firmados de por medio para verificarlo.
Nos propone hacer disfrutar a nuestra mente y a nuestro cuerpo al máximo mientras dure ese amor, pero constantemente nos advierte de que es caduco y que, en su final, no hace falta melodramas ni lloreras a moco tendido.
El mundo entero en una orgía, prácticamente sin tabúes, ni escondites, ni vergüenzas.
El mundo entero amándose intensamente, follándose con pasión y ganas, y deshaciéndose de cualquier compromiso.
Un amor global y emocional, que se expresa con el cuerpo.
¿Será posible ver algún día al sexo sin compromiso como una actividad natural?

No siempre hace falta cine y palomitas como preliminares.

PD:Me pregunto porqué lo llamarán amor anómalo.

lunes, 10 de enero de 2011

Siento tan desagradable imagen.

‎"En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para las mujeres, que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos se acordará para qué sirven"


Drauzio Varella