domingo, 26 de septiembre de 2010

CHICAGO

Cuando la ciudad huela a brownies recién hechos, y haya una fábrica de Cheescakes...
Cuando en la ciudad los peatones se coman al tráfico y los semáforos no tengan autoridad...
Cuando en sus rincones se sienta brotar el blues y, de noche, sus calles brillen más que cualquier astro...
Cuando creas ver a Al Capone y la ciudad entera sea viento...
Sabrás que estás en Chicago.













No hay comentarios: