lunes, 14 de junio de 2010

¿Lo que sí hace la Iglesia por nosotros?

Si no tenía suficiente con la genialidad de la Baronesa, este mediodía, en el vagón del metro que me lleva a la universidad, me encuentro con Jesús de la Heras… otra vez.
¿Y quién será? Pues es un hombrecillo rechoncho, bajito, con gafas y con voz de teleñeco castrado, que resulta ser el director de la revista ECCLESIA.

Aunque hoy no ha sido en carne y hueso, sí ha sido en Punto y seguido, la contraportada de un periodicucho cristiano que no podía sino estar en un sitio mejor que tirado en el suelo del tren.
Leyendo sólo su titular me figuraba de quién podía ser, y acerté. “Lo que sí hace la Iglesia por la sociedad” no podía ser más tentador para hacer que lo recogiera del suelo y leerlo.

Veréis, a Jesusito de la Heras he tenido el ¿placer? de oírle debatir en directo, y entre bastidores, en el programa de TVE "59 Segundos", al que habíamos sido invitados por Elena Sánchez, subdirectora del mismo. Para situaros un poco, os cuento que a esta mujer la conocimos Miguel y yo en un coloquio sobre el teatro en el siglo XXI y que, amable y simpática nos ofreció su ayuda en nuestros estudios de periodismo.
Pero volviendo al tajo… el debate del día iba acerca de la libertad religiosa en la sociedad y esos temas que, quien me conoce o me ha tratado, sabe que me encantan.

En la mesa de debate era este hombre el que no paraba de hablar de ese porcentaje de la sociedad española que quiere o no quiere, que sabe o no sabe, o que cree o no cree en la Virgen María y en el niño que parió. Tristemente, no sabía lo que estaba diciendo, pero más triste aún fue la palizaque le pegó de, al menos, 7-0 a un tal Francisco Delgado, presidente de Europa Laica, que no supo contrargumentar las gilipolleces y barbaries que Jesus de la Heras decía: “¿Sabes lo que está pasando ahora que no hay símbolos religiosos en los hospitales? ¡Que las señoras tienen que llevar de su casa estampas de la Virgen!”
¡Madre de dios! ¿y estas todavía no tienen un grupo en Facebook?

Mientras, el otro intentaba acallarlo, pero la urraca teleñeca pudo con él, o por lo menos esa sensación me dio. Realmente no podía creer que el otro no tuviera respuestas sólidas para darle una patada a esos huevos que el susodicho personaje no utiliza.

A decir verdad, el análisis-reportaje que me encontré esta mañana es genial. Trata de lo que hace la Iglesia con el dinero de los que marcan la X a favor de ella en la declaración de la renta, pero a lo largo de todo él solamente habla de porcentajes y más porcentajes y dedica dos líneas a contestar a la cuestión.
Aunque a mí no me ha quedado muy claro. Sólo sé que "un 19'6% de los encuestados desconoce la labor de la iglesia. Un 32'5% dice no conocer el cambiode financiación de la Iglesia, incluso entre los católicos practicantes este desconocimiento se sitúa en el 28'5%. A otro 62% (entre el que se encuentra un 39'4% de católicos practicantes) le gustaría una mayor transparencia e información sobre el destino y la gestión de los recursos económicos de la Iglesia."
¡Es que ni si quiera saben venderse!
Pero vamos, ¿quiere porcentajes?: sin falta de estudios sociológicos, se sabe que un 76’9% de los curas vive del cuento y que un 96’4% se ha imaginado, por lo menos una vez, al Papa desnudo con una lira.

Y ya que estamos...

No hay comentarios: