lunes, 14 de junio de 2010

¿Lo que sí hace la Iglesia por nosotros?

Si no tenía suficiente con la genialidad de la Baronesa, este mediodía, en el vagón del metro que me lleva a la universidad, me encuentro con Jesús de la Heras… otra vez.
¿Y quién será? Pues es un hombrecillo rechoncho, bajito, con gafas y con voz de teleñeco castrado, que resulta ser el director de la revista ECCLESIA.

Aunque hoy no ha sido en carne y hueso, sí ha sido en Punto y seguido, la contraportada de un periodicucho cristiano que no podía sino estar en un sitio mejor que tirado en el suelo del tren.
Leyendo sólo su titular me figuraba de quién podía ser, y acerté. “Lo que sí hace la Iglesia por la sociedad” no podía ser más tentador para hacer que lo recogiera del suelo y leerlo.

Veréis, a Jesusito de la Heras he tenido el ¿placer? de oírle debatir en directo, y entre bastidores, en el programa de TVE "59 Segundos", al que habíamos sido invitados por Elena Sánchez, subdirectora del mismo. Para situaros un poco, os cuento que a esta mujer la conocimos Miguel y yo en un coloquio sobre el teatro en el siglo XXI y que, amable y simpática nos ofreció su ayuda en nuestros estudios de periodismo.
Pero volviendo al tajo… el debate del día iba acerca de la libertad religiosa en la sociedad y esos temas que, quien me conoce o me ha tratado, sabe que me encantan.

En la mesa de debate era este hombre el que no paraba de hablar de ese porcentaje de la sociedad española que quiere o no quiere, que sabe o no sabe, o que cree o no cree en la Virgen María y en el niño que parió. Tristemente, no sabía lo que estaba diciendo, pero más triste aún fue la palizaque le pegó de, al menos, 7-0 a un tal Francisco Delgado, presidente de Europa Laica, que no supo contrargumentar las gilipolleces y barbaries que Jesus de la Heras decía: “¿Sabes lo que está pasando ahora que no hay símbolos religiosos en los hospitales? ¡Que las señoras tienen que llevar de su casa estampas de la Virgen!”
¡Madre de dios! ¿y estas todavía no tienen un grupo en Facebook?

Mientras, el otro intentaba acallarlo, pero la urraca teleñeca pudo con él, o por lo menos esa sensación me dio. Realmente no podía creer que el otro no tuviera respuestas sólidas para darle una patada a esos huevos que el susodicho personaje no utiliza.

A decir verdad, el análisis-reportaje que me encontré esta mañana es genial. Trata de lo que hace la Iglesia con el dinero de los que marcan la X a favor de ella en la declaración de la renta, pero a lo largo de todo él solamente habla de porcentajes y más porcentajes y dedica dos líneas a contestar a la cuestión.
Aunque a mí no me ha quedado muy claro. Sólo sé que "un 19'6% de los encuestados desconoce la labor de la iglesia. Un 32'5% dice no conocer el cambiode financiación de la Iglesia, incluso entre los católicos practicantes este desconocimiento se sitúa en el 28'5%. A otro 62% (entre el que se encuentra un 39'4% de católicos practicantes) le gustaría una mayor transparencia e información sobre el destino y la gestión de los recursos económicos de la Iglesia."
¡Es que ni si quiera saben venderse!
Pero vamos, ¿quiere porcentajes?: sin falta de estudios sociológicos, se sabe que un 76’9% de los curas vive del cuento y que un 96’4% se ha imaginado, por lo menos una vez, al Papa desnudo con una lira.

Y ya que estamos...

viernes, 11 de junio de 2010

"Cada mañana" Gracias

Nada más quedaba por hacer.
Nuestra queridísima Baronesa Thyssen se interpretará a sí misma en una nueva serie de televisión. No sólo teníamos suficiente de su constante vida comentada en los medios de comunicación, sino que ahora tenemos que tragarnos el culebrón entero.
España va bien, señores, va mejor que bien. ¡Y todo gracias a estos queridos personajes! ¿Qué seríamos sin ellos? Ahora además, ayudan a preparar una programación televisiva cultural y entretenida.

Tras haberla tratado en la presentación del disco de Chaito- otro genial cantante de ámbito nacional, que artistas no nos faltan, vamos-, me imagino todo lo posible con esta mujer, porque es polifacética, o así nos lo mostró: entendida del arte (pictórico), de música, del baile… Sólo le faltaba ser actriz, y así parece que va a ser. “Cada mañana cuando me levanto, me pongo música. Me hace bailar. Gracias” Sus palabras textuales son ahora un mito para Miguel y para mí. La Baronesa nos ha dado tardes de reflexión y madurez, pensamos que deberíamos bailar como ella todas las mañanas tras despertarnos. Porque quizás, si creamos una página en facebook, ayudemos a miles de personas más a motivar sus ganas de bailar. ¿Qué mejor manera de afrontar la crisis que con un baile cada mañana?
Y de esta manera, pienso que la serie de su vida debería llamarse “Cada mañana” La vida de Carmen Cervera todos los días realizando alguna de esas actividades tan fascinantes que una baronesa puede permitirse.
Porque, ya sabéis, si no fuera baronesa, sería baronés… Gracias.

miércoles, 2 de junio de 2010


Entre los de Sé lo que hicisteis, TVE, y Cuatro. Allí estaba yo una vez más- y siempre con la genial ayuda de mi amigo Richard Lewington- en un de esas ruedas de prensa en las que se puede ver celebridades posando en el photocall y contestando preguntas como las de: “¿Te gusta la comida Española, Miley?”
Mientras Cristina Pedroche de SLQH ensayaba una y otra vez lo que tenía que decir en frente de la cámara, yo estaba esperando a que Miley Cyrus, aquella que durante mucho tiempo fue Hanna Montana (digo fue porque ya se ha grabado el último capítulo) saliera y comenzara a posar para todos los fotógrafos presentes.
Hace tiempo que he aprendido a guardar mi cutre-cámara en el bolso y esperar a que Richard me pase las fotos que él hace. No sabéis la vergüenza que da mi cámara entre tanta otra profesional.



Así que mientras Miley se hacía fotos, Laura gritaba su nombre e intentaba que viera su mano saludando entre tantos flashes, ¡y lo consiguió!
Lo cierto es que la rueda de prensa fue más corta de lo que esperaba: menos de diez minutos de fotos y como mucho, veinte minutos de preguntas.
Yo tenía las mías preparadas, claro está. Entre Ezequiel y Marina (él me daba información de los últimos acontecimientos en la vida de Miley y ella me ayudaba a traducirlas al inglés), me salió un cuestionario, aunque de pocas preguntas, bastante aceptable.
Sin embargo, y tristemente, la moderadora que pasaba el micro a aquellos periodistas que querían preguntar, no me hizo ni el menor caso, a pesar de que me viera levantando la mano desde el principio ¿Por qué? Me debieron ver con cara de becaria o de fan histérica, qué se yo…
Mientras mi turno no llegaba, temía a que alguien realizara las mismas preguntas que las mías, y lo cierto es que dos de ellas me las quitaron. Al final, mosqueada porque no ruló el micrófono hasta mí, me quedé sin hacer la pregunta que quería.
Pero supongo que el mundo del periodismo es así y la próxima vez me tendré que levantar y quitárselo de cuajo a la Cristinita Pedroche esa, que solamente sirve para llevar tetas y un pelo bonito, pero lo de bailar la macarena o parecer espontánea y natural en sus videos no lo lleva muy bien, la verdad.



En este video de SLQH podréis verme en el minuto 2'40...



Fotografía de Richard Lewington