miércoles, 3 de junio de 2009

Mayday! Mayday!



Ya podéis dejar de hacer todo lo que hasta hace un momento ejecutabais porque no vale la pena perder el tiempo.
Los científicos podéis dejar de investigar tratamientos contra enfermedades incurables, mujeres y hombres podéis dejar de realizar esa dieta infalible- y costosa- que hacéis para perder unos cuantos quilos; jóvenes, dejar de preocuparos por los estudios o de encontrar un buen trabajo; sacerdotes y curas, dejar a un lado la sotana y el celibato: ya nada vale la pena.
Nos quedan tres años para disfrutar de la vida, tres años para derrochar todo lo que tenemos, para confesarte a aquel a quien siempre has amado, tres años para reír, para llorar, para experimentar la velocidad en la carretera, escalar una montaña, decirle a la tonta de Fulana lo gilipollas y pedante que es, atiborrarte de deliciosos helados sin que te pueda importar después sus calorías, saltar con paracaídas o quemar tus libros de texto del instituto- lo que te parezca más emocionante-.

El fin del mundo está cerca. El 21 de diciembre del 2012 todo acabará para el 90% de los habitantes del planeta, sólo el 10% sobrevivirá y serán quienes, tras tres días de oscuridad absoluta, vuelvan a repoblar el planeta hasta el aviso de un nuevo Apocalipsis, o eso es lo que supuestamente dice la profecía maya que ha recaído en nuestros tiempos. Y ¡qué mala suerte!- o qué mala coincidencia- que también se prevenga la caída de un meteorito en la tierra ese mismo año, que arrasará con toda la superficie del planeta.

Hay quienes dicen que nos prepararán para viajar a un nuevo planeta donde sobrevivir y reproducirnos, y junto a esta teoría de supervivencia, se le une otra fantástica hipótesis- y la que a mi más me gusta- como es la de que los Extraterrestres vendrán a por nosotros y nos rescatarán de ese meteorito que caerá en la Tierra. Hay quienes piensan que esos aliens ya están aquí, infiltrados y escondidos entre la muchedumbre lunática de los humanos.
Francamente, me encantaría hacerme amiga de uno de esos- ahora mismo me los estoy imaginando verdes y con antenas- y, ¿quién sabe? Quizás nos llevemos mejor que Elliott y E.T.

Ya he pensado mucho para este fin del mundo. En el caso de que no existiera Extraterrestre alguno, entonces me uniría a la panda de los suicidas que no quieren morir sufriendo- descarto tirarme por un balcón, cortarme las venas o pegarme un tiro; prefiero, no sé, ingerir una cápsula de cianuro como hizo Hitler, a lo cobarde-. Pero no temáis, supongo que alguno de vosotros alguna vez ha querido vivir una experiencia parecida y similar a la de las películas de ciencia ficción de Steven Spielberg: aquí está vuestra oportunidad de iniciaros como personajes históricos y heroicos (y morir en el intento, ya que la muerte es rotunda y casi absolutamente segura)
No sé quién será ese diez por ciento superviviente, pero yo, como suicida que seré, me descarto de dicho montón. Sólo los más fuertes y mejores adaptados para las consecuencias, sobreviven. Es la ley del reino animal, y así es como lo confirma Darwin con su <>

¿Será esta la catástrofe maltusiana que limpiará la tierra de la superpoblación? ¿Será este el Apocalipsis del que hablaban tanto los cristianos? ¿Nos creeremos esta teoría que se remonta a los mayas y actuaremos como locos hasta entonces o simplemente haremos caso omiso y nos pondremos a rezar- por si acaso Dios nos perdona toda nuestra vida de jubilosa no-creencia- el día del juicio final?
Aquí os dejo una explicación "buenísima"

Y aquí el trailer de la película donde se representa esta supuesta catástrofe. ¡Si es que cualquier cosa- y si es igual de sensacionalista como esta- sirve para provocar polémica y, lo más importante, dinero!

6 comentarios:

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Hola...

Lau dijo...

Hi :-)

Jose dijo...

NO vreo que vaya a pasar eso. Tú misma lo dices al final, se trata más bien de una noticia sensacionalista, que lo unico que buscaría sería sacar polémica, discusión y noticia, y que muy seguramente es fruto de algunos científicos que, al diferir en sus opiniones de otros, publican las suyas para hacerse oir.

Pasó lo mismo cuando el CERN conectó su famosísimo y ultimísimo acelerador de partículas "LHC". Muchos dijeron que se formaría un agujero negro a escala reducida y que iría aumentando su tamaño... y aquí estamos, vivitos y coleando

Þórunn dijo...

Otra con el calendario Maya!!!

No creo que hay que preocuparse que va pasar en tres o cuatro años. Mañana es un día nuevo y podría pasar cualquier cosa.

Morir vamos a morir todos, solo es cuestión de tiempo; yo preferiría no saber cuando voy a morir, ni como.

Segurmente tienen unos mini-clones de los ricos/famosos (apuesto a por Tom Cruise) en alguna camara dentro de una nave con destino a Marte.

Saludos

Lau dijo...

Jose, está clarísimo. Puede que no sean invenciones del todo- lo del meteorito-, eso no lo sabemos, pero desde luego que lo sacan todo de quicio.
Igual que lo de la era 2000 y lo de los ordenadores locos... O igual que lo de 'la gripe del puerco' todo estos chismorreos son para desorbitar la atención de las masas de un problema más 'real' e importante. Ya sabes, cuanto más callados... mejor. ¡Todos borregos!

pitusa38 dijo...

Hola, tremendo artículo, me encanta como lo dices, así es.
Mira yo pienso que todo quedará en nada, ya he escrito sobre el fin del mundo en mi blog de misterio, pero esto del meteorito, jaja, yo ni me había enterado, tal vez les hable en mi blog de ello, jeje, copypaste, jaja
Yo tengo mi propia teoría, si de veras pasase, para mi tengo claro quienes sobrevivirán, no serán los que se escondan sabe donde, o que sean mas o menos fuertes, si eso sucediese y siendo predecido desde siempre, eso sería porque todos devemos de avanzar en la vida, individualmente, aprender a vivir, no desaprovechar lo que nos dan, no juzgar, nada de obrar a lo loco sin pensar en las consecuencias, solo sobrevivirán aquellos que saben caminar, que saben postrarse sobre lo más algo, sobre otras dimensiones superiores a nosotros, jajaja, no estoy loca, es solo otra hipótesis, jajaja, eso es lo que pienso.
Yo creo en la reencarnación, al menos quiero creer, que no estamos aquí y desaparecemos sin más, que el paso por esta vida es un aprendizaje, solo quedarán lo que quieren comprender, no se si tu comprendes jajaja.
Un beso.
De verdad es buenísimo esto, jaja.
Yo en principio no me como la cabeza, tal vez no viva para poder saber si sucede o no, por eso vivo el aquí y ahora...
Muakss