sábado, 11 de abril de 2009

Lo mejor que le puede pasar a un cruasán


Lo mejor que le puede pasar a un cruasán es que lo rellenen de mantequilla. Yo prefiero con Nutella y después mojarlo en una taza de chocolate bien calentito, pero eso ya es según los gustos, ¿no?

No es que este filme del 2003, basado en un libro de Pablo Tusset, sea un peliculón; de hecho es algo malo, pero te entretiene un rato, todo hay que decirlo.
La clave es decir que es española, con eso ya os podéis imaginar la mitad de las escenas de la película y sus diálogos ;-)
El argumento es pasable, hasta que llega al final, que desconcierta un poco.
No ha tenido muy buena crítica, tampoco lo merece, pero hay películas mucho peores…


Lo mejor que le puede pasar a un cruasan - Andy Chango

SINOPSIS“Pablo Miralles (Pablo Carbonell), treintañero inadaptado, holgazán, misógino y conocido filósofo en la red, nos conduce por una intrigante trama salpicada de alegrías etílicas, escarceos venéreos y páginas web de dudoso contenido, en su intento de esclarecer la repentina desaparición de su hermano, Sebastián (José Coronado). Esta misteriosa desaparición irá adquiriendo cualidades oníricas y terminará llevando a Pablo Miralles hasta la Fortaleza, una invisible ciudadela en la entraña de esta nueva Barcelona de los prodigios”


3 comentarios:

Jose Gines dijo...

El libro es una auténtica pasada... la adaptación, bueno, teniendo en cuenta que Carbonell le puso voz a Ford Fairlane, como que es bastante digna

Miguel A. dijo...

Peli pasable. La que es autenticamente mala es "Mentiras y gordas", ¿guión? de la nueva ministra de cultura.

Jose Gines dijo...

Con la idea de un metaphysical club la peli ya sube muchos puntos en la escala de frikismo