jueves, 23 de abril de 2009

Día del libro.


Últimamente leo menos, la verdad. Influye el factor tiempo, por supuesto, pero también la vagancia. Y cuando digo que leo menos, significa que lo único que leo son los libros que nos mandan del instituto y un par de esos que escojo por gusto. Como veréis en la columna de la derecha, lo que ahora estoy leyendo es la novela de 'Pequeñas Infamias' de Carmen Posadas. No he leido ningún otro libro de esta autora pero, por el momento, me encanta el estilo narrativo que tiene. Una mezcla entre narrador omnipotente e historia en primera persona, así como en segunda. Juega mucho con el tiempo también, y eso le otorga a la novela más intriga :-)

Y ha sido gracias al nombre de un personaje de los suyos que se me ha ocurrido la 'genial' idea de que cuando esté capacitada para publicar un libro con alguna de las historias que tengo apartadas en el borrador, cambiaré mi nombre por un pseudónimo: Serafina Ruibal, ¿Qué os parece? jajajaja- sé que mis ideas son patéticas, pero tenéis que admitir que es más comercial que el de Laura Martínez :-(

La cuestión es que dos de los mejores nombres en la literatura se lo han llevado Cervantes y Shakespeare- vale, éste último, escrito no, pero ¿y lo bien que suena?- En cuanto a lo que han escrito, pues ni fú ni fá. Será que soy una incompetente de las grandes, pero el Quijote es un tonstón y del inglesito nunca leí nada aparte de Romeo y Julieta -¿Quién no conoce esa historia?

Pero los nombro, además, porque han sido sus muertes lo que han hecho que hoy sea el día del libro: 23/04/1661- aunque la verdad es que uno murió antes que el otro con una diferencia de cinco días.

Y es que en los días del libro se hacen cosas especiales como montar junto a la feria de abril miles de puestecitos con la venta de libros, talleres de 'manualidades' para los más pequeños y traen un cuentacuentos para los adolescentes. Y sí, me ha gustado mucho los relatos de Eva Luna del libro de Isabel Allende que nos ha narrado la cuentacuentos que ha venido hasta hasta la biblioteca municipal de Almoradí, aunque, me ha dado un poco de pena cuando nos hemos levantado todos de golpe porque perdíamos el autobús, y esto hiciera que otra gente a quien le aburría esta actividad- porque, oh!, ya son bastantesmayorcitos para oír cuentos- han aprovechado para irs también.

Y con todo esto, hasta mi siguiente entrada que espero que sea de Desperate Housewives que este último capítulo me ha encantado :-)


No hay comentarios: