domingo, 19 de abril de 2009

La maldad de Hitler



Hoy he estado dando un poco de clases de historia a mi hermano Rubén, que ya tiene cierta edad para comprender las cosas, y el tema final ha sido Hitler y lo malo que era. Después le he puesto este vídeo, y le he explicado que millones de personas no se pueden equivocar. Más tarde me ha comparado la cantidad de masa que se observa en el discurso, con campos de fútbol (creo que ha dicho alog así como: "¡Ay va, aquello será como diez veces el Bernabeu!")
Después ha empezado a preguntarme sobre su muerte y hemos estado de salsa Rosa con la vida de él y de los de su alrededor en el Fhürerbunker. Hemos visto fotografías, Rubén le ha llamado feo, y hemos acudido a la diosa wikipedia para que nos muestre el número de víctimas totales de la Segunda Guerra Mundial. Él ha soltado un "Jobar, que pasada", con esa jerga juvenil con la que quería demostrar entre asombro y pena, y yo, me he puesto a escribir esta entrada para rellenar y ver si el video del chico este que le confiesa su amor incondicional a una tal Iris, queda eso, en un segundo lugar, porque ya me asqueaba verlo ahí todo el día.

No hay comentarios: