lunes, 26 de enero de 2009

Manifestaciones y pancartas

Por lo menos una treintena de Kaffiyahs- quizás algunas menos- se divisaban en aquella reducida masa de gente el anterior viernes por la tarde. Desde el instituto Antonio Sequeros de Almoradí, se inició una manifestación donde la gente se solidarizaba con Palestina. La mayoría de las personas asistentes eran marroquíes y musulmanas. Gritaban por el megáfono frases como las de: “Todos somos Palestina” y otras tantas en su idioma natal y no podía entender muy bien qué decían, aún así, era fácil figurárselo.
Aunque casi todos ellos eran pre y adolescentes, también se veía a adultos- profesores en su mayoría- uniéndose a ellos. Sostenían pancartas donde se afirmaba que Israel era un terrorista. Por suerte, y aunque NO es en ABSOLUTO justificable la mortífera barbarie que ha ocasionado Israel, una mujer que no conocía de nada, aclaró que la manifestación no se inclinaba a favor ni de Palestina ni de Israel, sino que era una reivindicación de paz entre ambos territorios.
La única frase coherente del día- por lo menos para mí- estaba escrita en una de las pancartas que sostenía un niño de no más de doce años: “Las culturas unidas pueden salvar vidas”Y, aunque tan triste como para echarse a llorar, es lo único que el mundo no quiere entender.

No hay comentarios: