jueves, 15 de enero de 2009

¿América tiene gastronomía?

A falta de pan rayado, bueno es el cous-cous. Lo malo de eso es que luego las hamburguesas no te las comes porque están algo asquerosas, además de duras, y a los ojos no les sientan muy bien ver hamburguesas con diminutas bolas sobresaliendo de la carne, queda estéticamente feo. No, papá, prefiero tomar un arroz Brillante pre-cocinado con un par de huevos fritos bien hechos, que llego del instituto con mucha hambre.
Hay manjares y manjares, por supuesto, y unas cutres hamburguesas- las de hoy rebozadas en cous-cous- jamás le quitarán el puesto a un buen emperador, a un buen solomillo a la pimienta, a un arroz a banda o al mejor marisco que se venda en el mercado; aunque, como se trata todo de ‘comer por los ojos’, esto último- el marisco- jamás lo había probado hasta hace poco, y es que, como en ocasiones se ha dicho en algunas clases en el instituto, ¿qué diferencia hay entre un saltamontes y una gamba, en cuanto a su 'asquerosidad' se refiere?
Si algo he aprendido de viajar, es que no siempre te podrás alimentar a base de McDonalds, porque, a parte de asquearte de tanta comida basura, no es bueno para la salud. Colesterol por la sangre, sodios, no vitaminas, no fibras, y muchas sustancias que necesitas para el día a día y que, a la larga se nota. Esto lo comprobé en mi viaje a Carolina del Norte. Un mes entero con una ‘Host family’ familia anfitriona- muy del prototipo americano: cinco hijos, una casa enorme, el jardín con el columpio y la cama elástica, viendo juntos los partidos de béisbol, yendo los domingos a ‘misa’- lo pongo entre comillas porque ellos denominaban ‘misa’ al momento donde toda la familia y amigos se reunían para rezarle a Jesus Christ mientras le cantaban canciones con la guitarra- y , como no, yendo a desayunar, almorzar y cenar a restaurantes tipo Burguer King, Kentaky Fried Chiken y el mítico McDonalds.
Llegué a España- además de con un asco por todo lo que se cocinara con aceite y en la sartén- con poca agilidad y con los pantalones que me apretaban demasiado, aunque, rápidamente con la rutina volvieron a dejarme respirar.
Es cierto que no he viajado tanto a países donde la comida es demasiada diferente, ya que tanto en America como en Europa te puedes encontrar con los mismos restaurantes como son los de los ejemplos anteriores, pero es cierto que cada lugar tiene como un plato típico. Si supierais lo asquerosa que soy para comer- aunque no más que varias amigas que tengo por aquí- comprenderíais porqué le doy tantas vueltas a esto de probar platos nuevos.
En Alemania se estila, además de las famosísimas salchichas Frankfurt o de Nuremberg, el ciervo, en Caracas el pabellón criollo y la hallaca- o algo así, lo cierto es que no recuerdo exactamente el nombre del plato- en México muchas cosas picantes y carnes enrolladas en una masa de maíz que en conjunto se llama ‘burrito’, y en Johannesburgo el avestruz.- o eso fue lo que se nos dijo en un restaurante de allí. El resto de veces que he viajado ha sido a Estados Unidos, y siempre he comido en el Hooters*, o en cualquier pub donde las chicas servían la comida en patines y en bragas.
Pero esto son chorradas, porque tenemos una Cantina Mariachi por todos los centros comerciales para tomar comida mexicana como los nachos bañados en queso o los tacos con salsa guacamole; o una cantidad considerada de cadenas de restaurantes chinos, japoneses, e indios.
Pero al viajar te ves expuesta a formas de cocinar nuevas, de probar la comida que hacen otras personas y de degustarlo sin poner previamente cara de asco por el 'aspecto del plato'
SI os digo que estas navidades en casa de mi abuela en Cangas do Morrazo- Pontevedra- he probado por primera vez en diecisiete años las vieiras, los langostinos y el pulpo a la gallega, no me creeríais.
Y todo esto, porque quería comenzar a hablar sobre algo de música y un grupo japonés buenísimo llamado Tokio Jihen que descubrí gracias a mi amigo de Suecia y que estas navidades he visto después de dos años :-) Pero al final me ha quedado una introducción algo larga y no tendría mucha coherencia toda esa mezcla. Así que, ilógicamente, concluyo con un video de este grupo, y con un ‘Adiós, me voy pitando a mis clases de piano que llego tarde’
Foto de arriba mía de un bufet en uno de mis viajes

10 comentarios:

J dijo...

Lo confieso, adoro el whopper.

Lau dijo...

y yo el big mac :-) con patatas deluxe y un sandy de caramelo ^^

Jose Gines dijo...

existiendo el chuletón, quién quiere hamburguesas

Eladio dijo...

Me quedo con las secreciones rancias de glándulas mamarias, es decir, queso.


(Marvin Harris dixit)

Eladio dijo...

Pardiez, estos japoneses que bien que copian.

Lau dijo...

A qué te refieres, Eladio? No es suya la canción?
:-S

Lau dijo...

A, no, ya sé a qué te refieres.
Ellos no inventaron ni el jazz,ni el punk, ni el rock, y los japoneses tienen mucha capacidad para eso, 'copiar'. Entiendo.
Mucha gente lo ve así, peroveo poco apropiado decir eso.
Tokyo Jihen fusiona los géneros y tienen capacidad para ello porque, para mi gusto, lo hacen genial.
Sus canciones son propias, no copiadas :-)
Si te he interpretado mal, mis disculpas.
Saludos y, por cierto, de comida, yo me quedo con algo muy sencillo: gnochis.

Eladio dijo...

Lo de "copiar bien" lo he dicho sin ironía. Estarás conmigo que el jazz y punk son músicas anglosajonas y, por tanto, todos los que tocan esa música copian puesto que no ha salido nada realmente innovador en mucho tiempo. Los propios Beatles copiaban de Chuck Berry.
Por otra parte, si nos gustan grupos españoles que cantan en inglés por qué no nos van a gustar japoneses que hacen lo mismo pero, insisto, mejor:
si los mejores bailaores de flamenco fuera de España están en Tokyo.

A mí me encanta un trío de japonesas, Shonen Knife, que copian descaradamente pero... ¿qué más da?
Para copiar también hay que tener gusto si no que se lo digan a nuestros queridos pignoisitos

Jose Gines dijo...

Los japoneses copian y, despues, miniaturizan...pero son muy buenos en eso

Lau dijo...

Pufff, Eladio es que como, leyendo, uno le da el tono que quiere, y tú siempre estás con las ironías en clase pues... no sabía con qué connotación lo habías dicho xD

Saludos a ambos y buen fin de semana